FAIRTRADE comercio justo
Headline noticias

La empresa galletera Arluy es elegida "Empresa solidaria de La Rioja" por sus "Solidary Biscuits" avaladas por el Sello FAIRTRADE-Comercio Justo. Las galletas son hasta el momento el único producto de Comercio Justo que oferta la empresa y las lanzó en el 2006. 

En la actualidad, las galletas ‘Solidary Biscuits’ se pueden adquirir en grandes y medianas superficies, gasolineras y en establecimientos de ‘Duty free’ de los principales aeropuertos nacionales e internacionales. Además, Arluy está desarrollando un portal en Internet desde el que se podrá adquirir el producto.
La firma de alimentación Arluy ha recibido el premio “Dato de Oro a la empresa solidaria de La Rioja” como reconocimiento a su labor para impulsar la economía de los habitantes de países en vías de desarrollo. En concreto, el jurado ha resaltado la importante contribución que realiza Arluy con sus galletas ‘Solidary Biscuits’, las cuales están elaboradas con ingredientes procedentes del Comercio Justo.

En total, 17 empresas riojanas aspiraban a conseguir este galardón en la celebración de la primera edición de los Premios Dato de Oro. Este acto ha estado organizado por la revista Dato, junto con la Federación de Empresarios de La Rioja, Eniac Sistemas Informáticos y Seguros Lagun Aro.

Para el director general de Arluy, Arturo San Juan, “el premio a la empresa solidaria de La Rioja es un orgullo y supone un enorme reconocimiento que, a bien seguro, nos animará a seguir adelante con este tipo de proyectos. Somos pequeños y hacemos pequeñas cosas, pero intentamos poner nuestro granito de arena”.

Las galletas ‘Solidary Biscuits’ están elaboradas con cacao y azúcar producidos por pequeñas cooperativas de República Dominicana y Paraguay que están adscritas a las pautas básicas del Comercio Justo. Estas galletas fueron las primeras en obtener el sello FAIRTRADE-Comercio Justo en España.

Arluy, al ser licenciatario del Sello FAIRTRADE se compromete a seguir unas normas en su relación comercial con las cooperativas productoras. Estas normas garantizan un precio mínimo al productor que le permite vivir dignamente, la paga de una ‘prima al desarrollo’ (dinero que se destina a inversiones comunitarias para sanidad, formación, vivienda, educación, etcétera); la pre-financiación de los pedidos, y el establecimiento de una relación comercial entre ambas partes a largo plazo.

Para la puesta en marcha de ‘Solidary Biscuits’, Arluy ha destinado hasta el momento un presupuesto de 200.000 euros.

Según explica Arturo San Juan, “la venta de productos de Comercio Justo por parte de una empresa privada no se debe malentender como un intento de hacer negocio a través de un producto solidario -y continúa- si el Comercio Justo, por ser justo, dejara de ser comercio, sería como dar una limosna a las cooperativas productoras. Lo que necesitan esas cooperativas es una relación comercial rentable y estable en el tiempo, algo que sólo puede funcionar de manera sostenible si todas las fases de la cadena tienen un beneficio justo”.

En la actualidad, las galletas ‘Solidary Biscuits’ se pueden adquirir en grandes y medianas superficies, gasolineras y en establecimientos de ‘Duty free’ de los principales aeropuertos nacionales e internacionales. Además, Arluy está desarrollando un portal en Internet desde el que se podrá adquirir el producto.


Últimas noticias