Té Fairtrade

Círculo vicioso de la pobreza y la dependencia

Con la caída de precios en los mercados mundiales empeoran las condiciones de trabajo en las plantaciones de té.

El té es la bebida hecha de agua más común; se consumen 15.000 tazas cada segundo en todo el mundo.

Como el cacao, el azúcar y el café, el té es un producto de la época colonial, que a menudo se cultiva en las plantaciones de la India, Sri Lanka y África oriental.

En las plantaciones de té a menudo prevalecen condiciones muy malas de trabajo. Los trabajadores de las plantaciones entran en un círculo vicioso de pobreza y de dependencia de los grandes propietarios de tierras.

 


Condiciones de trabajo deficientes en las plantaciones de té

En la India, Sri Lanka y el este de África el té es un producto importante de exportación. Por lo general se cultiva en las plantaciones, y solo de vez en cuando por cooperativas de pequeños productores.

Hay muchas variedades diferentes de té: el surtido se extiende desde los tés habituales en bolsas, pasando por las variedades de tés sueltos y hasta los cultivados ecológicamente. El precio de mercado es muy variable y depende de qué tipo se trata, de la forma en que se cultivó y de qué región procede.

Con la caída de precios en los mercados mundiales empeoran las condiciones de trabajo en las plantaciones de té. Los empleados suelen obtener ingresos miserables que están muy por debajo de los salarios mínimos legales. Dado que viven en las tierras de las plantaciones, sus necesidades básicas, tales como agua potable, salud, vivienda y educación para sus hijos, dependen de los dueños de las plantaciones.

Para mantener los costes de producción bajos mucho de lo que necesitan los trabajadores para vivir se queda en el camino. A menudo los trabajadores no tienen otra alternativa, por eso quedan atrapados en el círculo vicioso de la pobreza y la dependencia.

Fairtrade crea mejores condiciones para recolectores de té

Un número pequeño, pero creciente, de empresas quiere que sus plantaciones de té sean certificadas por Fairtrade. Los empleados se benefician de los estándares Fairtrade: se les trata de forma justa y reciben un sueldo que se corresponde con los requisitos mínimos de las leyes locales.

No importa que sea una cooperativa de pequeños productores o una plantación, en Fairtrade siempre se ofrece una Prima Fairtrade a la cooperativa. Este dinero sirve para financiar proyectos comunitarios, como por ejemplo la construcción de una escuela o invertir en medidas sanitarias preventivas.

Las cooperativas deciden de forma independiente qué hacer con el dinero, ya que los habitantes saben mejor que nadie qué es lo que necesitan. De este modo, pueden mejorar su vida y su situación laboral por sus propios medios.

 

 

Traducción al español dentro del proyecto Mondo Lingua para la traducción gratuita de páginas web para ONG y asociaciones sin ánimo de lucro. Proyecto dirigido por Mondo Services. Traductores: Sonia Candela y Alberto Cecilia.









Recibe nuestro boletín



Encuentra los establecimientos donde venden productos de comercio justo certificado en tu provincia.

Productores

FaceBook Twitter LinketIn Instagram YouTube Pinterest