¿Qué es Fairtrade?

Un sistema Internacional que merece confianza

En sus más de 20 años de historia la certificación Fairtrade ha demostrado ser una herramienta eficaz de lucha contra la pobreza y un aliado de confianza para organizaciones de productores, empresas y entidades internacionales.

La idea que nació desde las organizaciones de Comercio Justo es sencilla y eficaz: Garantizar con un Sello, impreso en el embalaje de un producto, que ese producto cumple los criterios de Comercio Justo. De esta forma los consumidores pueden decidir, si estos criterios y el desarrollo de los productores y trabajadores en el Sur son conceptos que merecen su confianza y apoyo. Y la han merecido, el sistema lleva más de 20 años funcionando y no ha hecho más que crecer.

Gráfico Red Internacional Fairtrade

Así funciona

Fairtrade Ibérica pertenece a Fairtrade International, la organización internacional que engloba a 22 asociaciones Fairtrade y tres redes continentales de productores de América Latina, África y Asia.

Con la participación de todos los socios desde Fairtrade International se fijan los estándares Fairtrade que tienen validez a nivel global. Además Fairtrade International presta apoyo y asesoramiento a los grupos productores en el Sur con asesores locales.

Todos los actores que participan en Fairtrade se someten a auditorías regulares por parte de la auditora independiente FLO-Cert, cuyo sistema de certificación cumple con las exigencias de la norma para certificaciones, la ISO 65. Auditores independientes auditan a más de 1.000  comerciantes a nivel mundial así como a los grupos productores.

Con estos controles se garantiza el cumplimiento de los estándares Fairtrade y que los ingresos adicionales lleguen a las organizaciones de productores en países en vía de desarrollo y que se utilicen allí de forma democrática y sostenible.


Objetivo

El objetivo de Fairtrade es el apoyo a las personas que en el comercio internacional están jugando con desventaja – en concreto a pequeños productores y productoras, así como trabajadores y trabajadoras en países en vía de desarrollo.

Además la red global de Fairtrade persigue un objetivo claro de desarrollo: Reducir la pobreza en el Sur global a través de un comercio más responsable.


Estándares

Manos y algodón

Los estándares de Fairtrade International son estrictos y abarcan los ámbitos del comercio, de lo social y del cultivo respetuoso con los recursos y el medio ambiente.

Los estándares y la forma de establecerlos se consideran “buenas prácticas” y cumplen con el código de la “International Social and Environmental Accreditation and Labelling Alliance” (ISEAL)
 

Beneficios en el Sur

  • Precios justos y estables. La mayoría de los productos Fairtrade cuentan con un precio mínimo establecido que los importadores pagan a los productores. Este precio cubre los costes de una producción sostenible y funciona para los productores como una red de seguridad que les protege en épocas en los que los precios de mercado caen por debajo de los costes de producción. Cuando el precio de mercado es más alto que el precio mínimo Fairtrade, los importadores pagan el precio de mercado.

  • Relaciones comerciales a largo plazo son esenciales en Fairtrade. Los productores también pueden negociar mejores precios. Fairtrade International además fija un plus para productos ecológicos o de calidad especial y los productores tienen derecho de obtener pre-financiación y de acceder a contratos estables, a largo plazo.

  • Premium Fairtrade para el desarrollo. Las organizaciones de productores invierten el premium Fairtrade en proyectos sociales y económicos. El premium Fairtrade se usa sobre todo en proyectos de formación, sanidad y para la transición del cultivo de convencional a biológico, así como la mejora de las técnica de cultivo, rendimiento y calidad.

  • Participación y autonomía. El premium Fairtrade se ingresa en una cuenta separada de la organización de productores o de la plantación. Los agricultores o trabajadores deciden de forma autónoma y democrática sobre los proyectos que llevarán a cabo con el premium.

  • Derechos de los trabajadores. Los estándares Fairtrade protegen los derechos básicos de los trabajadores tal como los establece la Organización Internacional de Trabajo (OIT). Eso incluye estándares de salud y seguridad, libertad de reunión y de negociación colectiva de convenios, la prohibición de trabajo infantil, esclavitud y discriminación. Los estándares compartidos y vinculantes son el corazón del movimiento Fairtrade. Son la muestra creíble de que la lucha contra la pobreza no se queda en meras palabras.