Estándares

Los estándares Fairtrade están pensados para combatir la pobreza y dar a los productores y trabajadores del Sur las herramientas necesarias para mejorar su situación a través de la venta de sus productos en condiciones más justas. Los estándares aplican para productores y comerciantes. Su cumplimiento se controla mediante auditorias independientes, realizados por FLOCERT.
De la elaboración de los estándares se encarga Fairtrade International. Usa un sistema de consultas previas con todos los implicados y expertos de cada sector, para determinar qué estándar se adapta mejor a la situación de cada producto y país. Todos los estándares persiguen el enfoque y los objetivos de Comercio Justo.
standares Fairtrade  - sus objetivos y como se fijan


Los principales objetivos de los estándares Fairtrade son:

  • Garantizar que los productores reciban precios que cubran los costes medios de producción sostenible.
  • Proporcionar una fuente de financiación adicional, la Prima Fairtrade para invertir en proyectos que mejoren el desarrollo social, económico y medioambiental.
  • Permitir la prefinanciación a los productores que así lo requieran.
  • Facilitar relaciones comerciales a largo plazo y permitir que las asociaciones de productores tomen mayor control sobre el proceso de comercialización.
  • Establecer criterios mínimos y progresivos para garantizar que las condiciones de producción y de comercio de todos los productos certificados por Fairtrade sean social, económica y medioambientalmente responsables.

Requisitos básicos y requisitos de desarrollo

Los estándares Fairtrade distinguen entre requisitos básicos, que los productores deben cumplir desde un principio para obtener la certificación, y requisitos de desarrollo que alientan a los productores a mejorar e invertir en el desarrollo de sus organizaciones y sus trabajadores. Este concepto favorece el desarrollo social, económico y medioambiental sostenible de los productores y sus organizaciones.
 

Principios comunes

Los siguientes Principios considerados en todos los estándares Fairtrade aplican a los pequeños productores, a los trabajadores y a sus organizaciones:

1) Desarrollo social:

Para los pequeños productores, los estándares Fairtrade exigen una estructura organizativa que les permita llevar un producto al mercado para el que existe demanda. Todos los miembros de la organización deben tener acceso a la toma de decisiones y, en la medida de lo posible, participar en las actividades de la organización. Dicha organización debe establecerse de manera transparente para sus miembros y no deberá discriminar ningún miembro o grupo social.

En el caso de las situaciones de trabajo contratado, los estándares Fairtrade exigen a la compañía que otorgue derechos sociales y seguridad a sus trabajadores. Algunos de los elementos esenciales son: oportunidades de formación, ausencia de toda práctica discriminatoria respecto al empleo, ausencia de trabajo infantil así como de cualquier tipo de trabajo forzado, acceso a procesos de negociación colectiva y libertad sindical, condiciones de empleo que sobrepasen los requisitos mínimos legales, adecuadas condiciones de seguridad y sanitarias, así como suficientes facilidades para que los trabajadores gestionen por su cuenta y democráticamente el uso de la Prima Fairtrade.

2) Desarrollo económico:

Para la mayoría de los productos, los estándares Fairtrade exigen a la industria el pago de un Precio Mínimo de Comercio Justo y de una Prima Fairtrade a los productores. El Precio Mínimo de Comercio Justo permite al productor cubrir los costos de una producción sostenible. La Prima o Premium Fairtrade es dinero adicional para que los productores o los trabajadores de una plantación inviertan en la mejora de sus condiciones de vida. El dinero de la Prima está destinado a mejorar la situación de las comunidades locales en cuestión de salud, educación, medio ambiente, economía, etc.

Los productores o los trabajadores deciden por sí mismos cuales son las principales prioridades para ellos, y de acuerdo con ellas gestionan el dinero de la Prima Fairtrade. Los Estándares Fairtrade exigen que los compradores otorguen un anticipo financiero de los contratos, denominado prefinanciación, si los productores así lo solicitan. Con ello se busca ayudar a los productores a acceder al capital y a superar lo que puede ser uno de los mayores obstáculos para su desarrollo. También se trata de promocionar la iniciativa empresarial y puede ayudar al desarrollo económico de comunidades rurales enteras.

3) Desarrollo medioambiental:

Los estándares Fairtrade incluyen requisitos para las prácticas agrícolas respetuosas del medio ambiente. Las áreas principales son: un uso reducido y seguro de agroquímicos, un manejo apropiado y seguro de residuos, el mantenimiento de la fertilidad del suelo y de los recursos hidrológicos, y el no uso de organismos genéticamente modificados. Sin embargo, no se exige certificación orgánica dentro de los estándares FAIRTRADE. Si bien los costos para la producción orgánica son altos, éstos se tienen en cuenta dentro de los Precios Mínimos de Comercio Justo para productos de cultivo orgánico, que son más elevados.

En octubre del 2015 se lanzó un nuevo estándar Fairtrade sobre el clima, con el objetivo de apoyar a los productores en la adaptación al cambio climático y en la reducción de sus emisiones de carbono, reconociendo por un lado, los devastadores impactos del cambio climático sobre las poblaciones más vulnerables de los países en desarrollo y por el otro, la necesidad de desarrollar formas más sostenibles de producción, frente al creciente agotamiento de los recursos naturales.
AQUÍ puede leerse todo lo que comprende este estándar del clima.

4) Trabajo forzoso y trabajo infantil:

El trabajo forzoso y el trabajo infantil están prohibidos.

 

Principios para organizaciones de pequeños productores y situaciones de trabajo contratado


Además de los principios descritos anteriormente, hay principios específicos que se aplican a las organizaciones de pequeños productores y otros que se formularon para las situaciones de trabajo contratado.

1) Principios específicos para las organizaciones de pequeños productores

Los miembros deben ser pequeños productores. La mayoría de los miembros de la organización deben ser pequeños agricultores, que no dependen de trabajadores contratados todo el tiempo, sino que manejan su explotación principalmente por medio de su propio trabajo y el de los miembros de su familia.

Democracia. Los beneficios se distribuyan de manera equitativa entre los productores. Todos los miembros tienen voz y voto en el proceso de toma de decisiones de la organización.

2)  Principios específicos para situaciones de trabajo contratado

Gestión del Premium Fairtrade. El llamado Órgano Mixto, que incluye a los trabajadores y representantes de la gerencia, es responsable de la gestión del Premium Fairtrade de acuerdo a los estándares Fairtrade.

Libertad de asociación y negociación colectiva. Los trabajadores tienen el derecho a afiliarse a un sindicato independiente para negociar colectivamente sus condiciones de trabajo.

Las condiciones de trabajo. Las condiciones de trabajo son las mismas para todos los trabajadores. Los sueldos deben ser iguales o superiores a la media regional, o al salario mínimo. Deben establecerse medidas de salud y seguridad con el fin de evitar lesiones laborales.

Para más información acerca de los estándares Fairtrade para organizaciones de pequeños productores y /o para situaciones de trabajo contratado, aquí tiene acceso a todos los estándares y precios mínimos en la web de Fairtrade International.









Recibe nuestro boletín



Encuentra los establecimientos donde venden productos de comercio justo certificado en tu provincia.

Sobre Fairtrade

FaceBook Twitter LinketIn Instagram YouTube Pinterest